September 28, 2020

Está en tu mano proteger debidamente tus criptomonedas parte 2

Hay dos formas de “almacenar” tus criptomonedas, en billeteras calientes o frías. A continuación, detallaremos las características de cada una de ellas y a que te expones en cada caso.

Billetera caliente:

La principal característica de las billeteras calientes o hot wallet es que están en línea. Se puede acceder a ellas desde cualquier dispositivo con conexión a internet y por ello, las más expuestas a los hackers. Los exchange son en realidad billeteras calientes.

Las llaves privadas son almacenadas en servidores online, y el cliente accede mediante un usuario y contraseña, si un hacker consigue acceder a los servidores puede robar tu información y criptomonedas.

Algunos de estos servicios serian Coinbase, blockchain.com, coinpayments.net, etc.   Billetera fría:

Las billeteras frías o cold wallets almacenan las claves privadas fuera de internet. Existen varios subtipos que detallaremos a continuación:

  • Aplicación o billetera de escritorio:

La ventaja y desventaja que representa este tipo de billetera es que solo podrás acceder a ella desde el equipo en el cual lo instalaste.

Dentro de las billeteras de escritorio, hay 2 tipos.

Nodo propio: Una de las opciones es convertirte en nodo, al instalar la billetera estarás interconectado directamente a la red, necesitarás descargarte toda la cadena de bloques desde sus inicios que en el caso de bitcoin representa más de 250GB y tardará varios días hasta finalizar la sincronización.

Se consigue mayor privacidad y aportas seguridad a la red haciéndola más descentralizada.

Algunos ejemplos serían Bitcoin Core, Litecoin core, Mist, etc.

Nodo remoto: A diferencia del anterior, estas billeteras se conectan a nodos existentes, de esta forma no es necesario descargar la cadena de bloques entera ni ocupar tanta capacidad del disco duro, es mucho más ligera y consume menos recursos del equipo.

No tenemos tanta privacidad como la anterior ni favorecemos la descentralización, pero es más práctica y amigable para la mayoría de los usuarios. Dentro de estas existen también las multi wallets o multi billeteras ya que, al no necesitar descargar cadenas de bloques enteras permite tener dentro de una misma aplicación muchas criptomonedas diferentes, sin la necesidad de disponer de una gran cantidad de espacio de almacenamiento.

Algunos ejemplos serían Exodus, Coinomi, Cobo, etc.

  • Paper wallet o billetera de papel:

Consiste en generar una clave privada y una clave pública y como su nombre indica, imprimirla literalmente en un papel normalmente con un código QR. Se pueden generar con servicios como bitaddress.org o de manera offline con un software generador de claves privadas.

El paper wallet es ideal para el almacenamiento de fondos que no van a ser utilizados en mucho tiempo. Al poseer la clave privada y no estar almacenada en internet se considera almacenamiento en frío.

Cuando queremos hacer uso de los fondos, utilizaremos la clave privada en algún servicio que nos permita firmar operaciones como Exodus o blockchain.com

Hardware wallet o billetera hardware

Los hardware wallets son dispositivos físicos que operan sin conexión a internet y mantienen las claves privadas almacenadas de forma segura. Es por ello que se consideran de almacenamiento en frío.

Son dispositivos diseñados para este fin, normalmente tienen forma de memoria usb con una alta seguridad que permiten generar claves privadas offline y que estas nunca salen del dispositivo. En caso de manipulación, los dispositivos tienen mecanismos para auto eliminarse y borrar por completo las llaves privadas.

Las billeteras hardware más conocidas son Ledger, Trezor, Keepkey, etc.

Importante: Siempre se recomienda comprar estos dispositivos desde las páginas oficiales, ya que si compramos a un tercero no podemos tener la seguridad que no hayan sido manipulados.

Esta es de las opciones más seguras y cómodas con diferencia a la hora de almacenar en frío criptomonedas.

Las billeteras hardware tienen 2 funciones:

  • Generar claves privadas
  • Firmar con esas claves las peticiones de transacción

Por lo tanto, las claves privadas nunca salen del dispositivo, simplemente envían una transacción firmada. Como característica, en el display del dispositivo se muestra la transacción para poder verificar lo que se está autorizando a firmar para evitar un posible hackeo por la intercepción de la transacción.

Conclusión:

Cuando tienes en tu poder las claves privadas eres el verdadero dueño de tus criptomonedas. Pero también es tu responsabilidad respaldarlas correctamente, porque la pérdida de las llaves privadas provocaría directamente la pérdida de acceso a tus fondos.

Una interesante forma para facilitar el respaldo de nuestras billeteras de almacenamiento en frío, es mediante la utilización de un estándar de seguridad que ya es utilizado como norma generalizada. Se trata de la creación de la semilla o seed phrase.

La semilla es un conjunto de palabras (normalmente 12 o 24) que tienen como finalidad facilitar el respaldo de forma sencilla de nuestro monedero. A través de ellas, se pueden calcular miles de claves privadas de las diferentes criptomonedas.

Si quieres aprender detalladamente cómo funciona la semilla, las diferentes formas de acceder a tus fondos con ella, y como debes de protegerla debidamente visita el siguiente artículo.